EL ANACORETA PONE ORDEN EN LA CUEVA Y REPONDE A UNA PREGUNTA DE SU DISCÍPULO…

desierto8

El Anacoreta tuvo visita de dos viejas amigas. Intentaron celebrar la fiesta de San Juan, pero…no pudieron hacer hoguera. ¿Qué se puede quemar en el desierto? Eso sí, las chuletas de saltamontes estaban buenísimas…Luego se pasearon en camello por todos los rincones del desierto…Con todo ese jaleo quedó algo abandonado el pobre discípulo…Viéndole tan triste el Anacoreta le dijo:

– Perdona por este desorden. A partir de ahora prometo dediacrme más a ti y a la Cueva… ¿Tienes algo que preguntarme?

El discípulo respiró un poco más tranquilo y dijo:

– Mientras te paseabas por el desierto en camello yo meditaba sobre la condición humana…Comemos, dormimos, cubrimos nuestras necesidades…y nos falta algo. Estudiamos, investigamos, enseñamos…y sigue faltándonos algo. Elaboramos proyectos, nos dedicamos a los demás, montamos grandes obras…y nos seguimos sintiendo vacíos…¿Qué es lo que nos falta?

Sonrió el Anacoreta y respondió:

– Lo esencial: encontrar el sentido de nuestra vida.

Miró a los ojos del discípulo y añadió:

– Lo importante no es lo que hacemos, sino saber exactamente por qué lo hacemos…Lo importante no es vivir plenamente, sino saber por qué vivimos…Encontrar el sentido de la vida.

Miró de reojo a las invitadas que le robaban los dátiles de la palmera y prosiguió:

– No se trata de hacer grandes cosas ni de hacer muchas cosas…Se trata de saber por qué las hacemos…de saber cuál es la función de nuestra vida: cuál es nuestra vocación. Un humilde barrendero orgulloso de lo limpias que están las calles y que asume que ese es su finalidad en este mundo, puede ser más feliz que un médico que busca en su profesión el dinero…

Asintió el discípulo…y cuando ya se retiraba, le dijo el Anciano:

– ¡Ah! Mañana habrá un poco de jaleo en la Cueva…vendrán unos amigos.

El discípulo se retiró refunfuñando cuándo volvería la paz a la Cueva. Luego pensó: “soy egoísta. Quiero el Anacoreta sólo para mi”. Y se fue a dar de comer a los camellos…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL ANACORETA PONE ORDEN EN LA CUEVA Y REPONDE A UNA PREGUNTA DE SU DISCÍPULO…

  1. gOtaSmaR dijo:

    ME QUEDO CON ESTO "Lo importante no es lo que hacemos, sino saber exactamente por qué lo hacemos…Lo importante no es vivir plenamente, sino saber por qué vivimos…Encontrar el sentido de la vida".Supongo que el sentido de la vida es ser ante tdo consecuente con lo que se dice y como se actúa , ayudando a ir creciendo interiormente, en cada paso que se da y viviendo cada cosa que la vida te ofrece …lo bueno para disfrutarlo y lo malo para aprender de ello y leer…escribiendo nuestro propio libro …bonito relato joan…..un abrazo

  2. amara2706 dijo:

    Entre lo que me explicó Gloria de la Cueva, el Anacoreta y su discípulo, cada vez voy a leer tus entradas con más fruición.Esta enseñanza es preciosa!Una abraçada!!PS. Vas rebre la meva felicitació?

  3. Må¥ dijo:

    Chuletas de saltamontes????….o buena vista el carnicero o pedazo tamaño el saltamontes….!!!!, jajajajaja…Bueno amigo Joan, la luz a nuestro vivir diario es el encontrar sentido a nuestra vida, cada uno tenemos una misión, no todos llegamos a entenderlo o saberlo, puede que por eso a veces la sentimos vacía.Muchos bsts y un abrazo amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s