MEMORIAS DE ÁFRICA: EL CÓLERA

Pijuan 2

Una entrada de Gloria, “cólera y comida”, que ha resultado ser cólera contra los médicos y comida de  amigos, me ha hecho recordar una epidemia de cólera en el poblado ( no pongo el nombre, porque por internet se sabe todo)

La foto es un homenaje a Teresa Pijuan, una de esas personas buenas que no salen en la prensa, pero que hacen que no perdamos la fe en el género humano. Estudiamos juntos Ciencias Biológicas. Ella marchó al Zaire , donde lleva  unos treinta años trabajando y pasándolas de todos los colores a causa de la situación muy inestable del país.

La zona en que estuve de África, es endémica del cólera, pero de una cepa relativamente benigna…Pero una vez la epidemia fue más fuerte. Llegaron los técnicos de sanidad con un todo terreno…Dos médicos y dos trabajadores. Mientras los dos médicos se quedaron en nuestra casa, dando buena cuenta de nuestro wisky, los otros dos se fueron a fumigar el poblado.

Volvieron los dos trabajadores:

– ¿Ya habéis fumigado todo el poblado?

– No. Se ha acabado el producto…

– ¡Ah! Bueno, entonces nos vamos…

Y no volvieron más. Por suerte, con las dosis de Tetraciclina que nos llegaron de Cáritas y con la fórmula “secreta” de líquido hidratante :

10 chapas de cocacola llenas de azúcar

7 chapas de cocacola llenas de sal

Un limón exprimido

Todo ello en un litro de agua.

No se deshidrató nadie.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a MEMORIAS DE ÁFRICA: EL CÓLERA

  1. Soqui dijo:

    jajajaja me encanta la fórmula "secreta", sobre todo las medidasPersonas como Teresa hay muchas, muchísimas, unas…. digamos en primera línea y otras más en retaguardia, pero está claro que ninguna de ellas sale en la prensa.Por cierto, treinta años son muchos años………. ¿no?Nunca dejará de haber personas así, que, como en tu siguiente entrada, (las he visto al revés), irán siempre con las manos llenas y el corazón en ellasOtro abrazosoqui

  2. Må¥ dijo:

    Que maravillosa labor la de esa mujer y la de tantas otras personas, entregadas altruistamente en ayudar a los más desfavorecidos.La labor de los médicos, que quieres que te cuente, tu y yo somos colegas de profesión y sabemos que hay de todo en la viña del Señor. Admito que los hay extraordinarios, entregados y vocacionales,pero lamentablemente, otros simplemente diría impresentables, tienen en sus manos una vida humana no un balón de reglamento. (Sé de lo que hablo, aunque suene muy crítico).La receta de la limonada alcalina tan dosificadita…..todo un mérito querido amigo.Un abrazo y mis más sinceras felicitaciones a personas tan entregadas y con un bellísimo corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s