EL ANACORETA Y EL DÍA DEL AMOR FRATERNO…

lavatorio de los pies

 

El Anacoreta y su discípulo celebraron la ceremonia del perdón. Ambos se pidieron disculpas el uno al otro por las posibles ofensas que se habían hecho, se levaron los pies el uno al otro y se los besaron. Luego emprendieron el camino hacia la ciudad para asistir al Oficio de la Santa Cena. El Anacoreta dijo:

– El Evangelio de San Juan que leeremos hoy es muy importante. Lucas, Marcos y Mateo colocan como centro de la Última Cena la institución de la Eucaristía. Juan, el lavatorio de los pies y toda una serie de textos que podríamos considerar como el testamento espiritual de Jesús.

El discípulo prehuntó:

– ¿Quiere esto decir, que Juan no da importancia a la Eucaristía?

Sonrió el Anciano y respondió:

– No. Al contrario. Si en un evangelio se habla de la Eucaristía en profundidad es en el de Juan. Toma el capítulo 6 y verás.

Pensó unos instantes y luego prosiguió:

– Juan, precisamente en este texto, testamento espiritual de Jesús, lo que hace es darnos el verdadero significado de la Eucaristia. Entrega, donación total…Y lo simboliza lavando los pies a sus discípulos, algo que sólo hacían los esclavos ( de ahí la reacción algo violenta de Pedro)….Comulgar, hacer a Cristo presente entre nosotros significa darnos totalmente a los demás…ponernos en el último lugar.

Miró al discípulo con una pequeña sombra de tristeza y luego dijo:

– Cuando hablamos del Amor, nos dicen que son palabras vacías y nos ponen la ley delante de las narices…Cumplirla, eso es hacer algo concreto…No entienden nada. Cierto, que muchas veces se habla del amor como escapatoria…Pero tú sabes bien, que cuando, desde el Evangelio, hablamos del Amor, estamos hablando de la entrega total. Por eso el Jueves Santo se le considera el día del Amor Fraterno…Si entendiéramos, que cuando vamos a Misa, cuando celebramos la Eucaristía, cuando Comulgamos, lo que estamos haciendo es unirnos a todos nuestros hermanos. Si al salir de la iglesia estuviésemos convencidos de que lo que hemos hecho es solamente un rito, si después no soy capaz de amar a los que me rodean, no tengo un compromiso verdadero de entrega, no contribuyo a hacer de este mundo algo mejor, no hago de mi casa un lugar de acogida, no sé dedicar mi tiempo a los enfermos, a los desorientados, a los tristes, a los que sufren…Que sin eso no he recibido a Cristo, sino solamente un trozo de pan…Cristo lavando los pies de sus discípulos, llevando su Amor hasta el extremo y muriendo en Cruz abandonado de todos…nos muestra el camino que hemos de seguir.

Siguieron un buen rato en silencio, hasta que el Anacoreta concluyó:

– El día que nuestra Cueva no sea refugio de todo aquel que busca ayuda, un poco de agua, un rato de descanso…será mejor que la abandonemos y volvamos a la ciudad………

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a EL ANACORETA Y EL DÍA DEL AMOR FRATERNO…

  1. P dijo:

    Decía Gandhi: "Entiendo por religión, no ya un conjunto de ritos y costumbres, sino lo que está en el origen de todas las religiones, poniéndonos cara a cara con el Creador". Y precisamente, Jesús deja muy claro cuál es ese origen y ese cara a cara: el servicio desinteresado.Un abrazo de Pablo.

  2. Soqui dijo:

    Y qué difícil resulta siempre ponerse en el último lugar, entrega, donación total…. ¿se quedan solo en palabras bonitas?Los ritos, las normas, hay que levantarse ahora, ésto solo lo puede decir el que preside, son tantas cosas….. ayer alguien comentaba que "la letra mata" y creo que es una gran verdad, si damos una mirada a los evangelios, Jesús se saltó todas las leyes de su tiempoUn abrazo JoanSoqui

  3. Må¥ dijo:

    Eso es lo que me ha distanciado de la iglesia, no de mi creencia, el ver gente dañina con el prójimo, no hablo por hablar,esta comarca esta poblada por muy pequeños municipios y hay personas, los llamados caciques, que se dedican a amenazar, coaccionar y extorsionar al prójimo (no lo han conseguido conmigo,vengo de capital y estoy de vuelta, pero si a gente humilde y trabajadora de la zona que los tienen miedo que es a los que yo "defiendo")pues bien, estos personajes, son los que se ponen en primera fila en la iglesia, con hipócrita sonrisa para salir después y que la palabra del evangelio les haya servido para que Dios les perdone hasta la el próximo domingo, porque una vez que salen de la casa del Señor, empiezan sus maliciosas acciones.Aún a riesgo de que me riña mi amigo "privado" por juzgar,(lo cual, sabes querido amigo que no me molesta) tengo que decir que juzgo gente dañina, porque nadie somos perfectos, pero no albergamos tanta maldad en nuestros corazones como personajes así y no vamos a la iglesia con la careta de los domingos.Pero supongo que como tod@s somos hijos de Dios, tenemos que mezclarnos todos en el mismo "cesto".Un abrazo.

  4. Carmen dijo:

    Creo que Jesus se deberia pasear un poco mas por los pueblos, por los barrios, por las grandes urbes, observar nuestro antes y despues, cuando estamos en la iglesia y cuando efectivamente salimos de ella…uffffffffffffffff, que agnostica me estoy volviendo!!! creo que mas de un cura se quedaria en el paro…

  5. Gloria. dijo:

    Un día te decia que no podia creer que iba a ser premiada por mis padecimientos , tan sólo por la disponibilidad que yo hago dee mi persona y mi corazón hacia los otros. Soqui esta contenta, me queda por saber si Hari se apunta al invento.Un beso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s