EL ANACORETA Y LA ENVIDIA…

desencanto

 

Mientras caminaban hacia la ciudad, ya que les habían avisado que otro amigo estaba internado en el hospital, comentó el Anacoreta:

– El texto de la primera lectura de hoy, es del Libro de la Sabiduría. Es de aquellos que siempre aplicamos a los otros: “Acechemos al justo, que nos resulta incómodo: se opone a nuestras acciones, nos echa en cara las faltas contra la Ley;  nos reprende las faltas contra la educación que nos dieron; declara que conoce a Dios y dice que él es hijo del Señor…” Y como el texto lo pone en boca del impío…

– Pues lo aplicamos a los otros a los que siempre consideramos impios y nosotros justos…- añadió el discípulo.

– Exactamente – afirmó el Anciano – Es una especie de envidia del bien del otro que nos corroe por dentro y nos hace mucho daño. Nos dedicamos a criticar, a actuar contra el hermano, en vez hacer  lo que Él nos pide: amar, compartir, perdonar, comprender al diferente…

Guardó unos segundos de silencio y concluyó:

– Cortamos el camino al otro porque es dstinto al que nosotros seguimos y acabamos todos parados, sin avanzar…

Y siguieron en silencio hasta la ciudad…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a EL ANACORETA Y LA ENVIDIA…

  1. Soqui dijo:

    Y yo me pregunto ¿por qué nos tenemos que considerar siempre los mejores, por qué siempre creemos que lo que nosotr@s decimos, pensamos o creemos es la única y absoluta verdad y todo el que no piensa como nosotr@s es poco menos que reo de condenación eterna….? Lo siento, pero es que hay cosas……¿No sería mejor que nos dedicáramos a amar, y comprender al que es diferente, al que no piensa o no cree lo mismo que nosotr@sUn beso de viernes y como hoy nos recomienda una amiga, empecemos a utilizar con más frecuencia dos palabras preciosas: Te quieroSoqui

  2. Hari dijo:

    Se que te suele pasar,a mi también, y hoy volvió a suceder. Llevo todo el dia pensando en la emoción de la Invidia, y realmente no sé por qué. ¿Casualidad?…He estado meditando sobre ella, el por qué lleva a una persona a sentir envidia de otra y se me ocurrió una respuesta: el que envidia e spor qué se siente inferior, cree que nunca podrá alcanzar aquello que el otro tiene (ya sea algo material o emocional), lo envidia porque no se siente digno de SER. Luego también están los que necesitan sentirse envidiados y/o admirados,para sentise seguros y reafirmados en su pequeño yo. Ambos se "alimentan" el uno del otro y uno no puede existir sin el otro.Me reconozco envidiosa en algunos momentos concretos. Cuando veo que alguien alcanzó esa PAZ, ese Equilibrio Emocional, la Felicidad, la Expresión del SER… lo bueno, es que me reconozco esta emoción, lo bueno es que tengo una vida (varias vidas) por delante para trabajar este aspecto y lo hago, o trato de hacerlo de forma Consciente.Muchos besos, Joan. Y te Quiero, pero ya lo sabías, ¿verdad? :-)-Hari-

  3. Jose Luis dijo:

    Dios creo al hombre con muchos sentimientos, unos buenos y otros malos, los buenos habia que saber mantenerlos y los malos, se tenia que saber erradicar, y desterrar de los sentimientos, pero la envidia todos lo hemos padecido alguna vez y el que diga lo contrario, la ha tenido de no haberla pedecido.Un abrazo

  4. Gloria. dijo:

    – – – — – – – – — – – – — – — – – – – — – – — – – – – – — – – – – – — – – – — – – – – — – – — – — – — – – — – – — — — — – – — – – – — — – – Envidia ? Estamos hablando de envidia? ¿ y eso que he lo que he ? Yo, me declaro envidiosa terrible , con colmillos y agujeros grandes y espantosos en las narices ( no sé que tiene que ver , pero, queda tenebroso) Sabes lo que me parece terrible de éste sentimiento humano; Uno, que la disfrazamos de envidia buena . Dos, que condenamos al que es objeto de ella. Esa palabra , CONDENAMOS … no la soporto. ¿ Quienes somos estas hormigas insignificantes, que es el ser humano, para condenar a nadie? Damos lecciones, aodctrinamos, dirigimos …. jajajja y el que no obedezca , ale, condenado ¡¡¡¡jajajaj se me estan abriendo los agujeros de la nariz ¡¡¡¡ que miedo me doy ¡¡¡ jajajajjaBesos, con todo éste sentimiento de amistad que siento por ti.

  5. Må¥ dijo:

    La envidia es mala consejera, no por complejo de inferioridad, sino por inconformismo personal, egoísmo y avaricia, el típico …"la vaca de mi vecina da más leche que la mía"…, pues así es, aunque yo tenga, siempre quiero más……uuuffffffffff…….., cuánto mal hace amigo !!!!Un abrazo

  6. Mariloli dijo:

    La envidia daña más al envidioso que al envidiado. ¡Ah! y cuidado cuando decimos tengo una envidia "Sana", estamos intentando tranquilizar nuestra conciencia, la envidia nunca puede ser sana.Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s