EL ANACORETA Y LA VERDADERA IMPORTANCIA…

Pavo-Real

 

Aquel día, un grupo de la ciudad, hacía un día de desierto en la Cueva. El Anacoreta contemplaba a su discípulo que humildemente servía a todos y ayudaba a todos…El Anciano sonreía…

Cuando quedaron solos, mientras preparaban la cena, el Anacoreta dijo a su discípulo:

– Veo que has meditado muy bien el evangelio del día: “Ya sabéis que, en todas las naciones, los governantes disponen de sus súbditos como si fuesen amos, y los grandes personajes mantienen a los otros bajo su poder. Entre vosotros no ha de ser así. Quien quiera ser el primero ha de ser el servidor. Como el Hijo del Hombre, que no ha venido a ser servido, sino a servir a los otros y a dar su vida como rescate para todos los hombres.” Te felicito.

Luego su cara se entristeció y dijo:

– ¿Por qué nos cuesta tanto entender esto? ¿Por qué siempre buscamos privilegios? ¿Cuando entenderemos que las personas que han hecho grande a la Iglesia son los que han dedicado su vida a servir a los demás?

Y empezaron a cenar en silencio……

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a EL ANACORETA Y LA VERDADERA IMPORTANCIA…

  1. Soqui dijo:

    Pues supongo que porque se lee, se comenta, se sabe y nos parece perfecto, es lo que debe de ser y como tiene que ser, pero…. cuando nos toca ponerlo en práctica en nosotr@s mism@s…… la cosa cambiasi puedo ir la primera…¿por qué me voy a quedar detrás……..?Un abrazo y un felíz juevesSoqui

  2. Gloria. dijo:

    Por falta de amor, Juanjo. Cuando yo declino mis privilengios, siempre es por amor a los otros… y creeme , hasta el dolor propio desaparece. Quizás, es por lo que yo protesto tanto. No soporto que se me hable en nombre del amor, si no veo y siento como se reparte. Veo más amor y entrega en cualquier madre… por pequeña, analfabeta, simple, pobre y hasta endeble, que sea. Amor es renuncia a mirarse el ombligo propio. Creo…. y no me apea nadie ¡¡¡¡Un beso, amigo mio.

  3. Hari dijo:

    Supongo que llega un punto en que pensamos que nos merecemos todos esos privilegios y creo que en cierta medida es verdad. Lo merecemos. Uno llega donde llega, por méritos propios. Otra cosa es la humildad, parece que ésta se esfuma de nuestra vida cuando llegamos a una posición de poder, ilusoria, por cierto.La entrega y el servicio a unos ideales en vez de la Entrega y Servicio a los demás es, desde mi punto de vista, el primer paso para perder el Carmino Verdadero del Espíritu. Quizás ocurra eso, defienden ideologias, se apegan a ellas…. sean cuales sean éstas, estado, religión, social en vez de apegarse a la Esencia del Espíritu.EStoy muy espesa hoy, con algún qeu otro lio, y no se si me he explicado con claridad. :-SBesos y abrazos, Joan. Para ti y para tus comentaristas.-Hari-

  4. P dijo:

    A muchos sigue gustando ser el centro de atención. Saberse o sentirse superiores, quizá para disimular sus limitaciones de todo tipo, estas limitaciones hay que aceptarlas, simplemente, incluso hay que aceptar cierto grado de egoísmo que todos tenemos como mecanismo de defensa, pero siempre deberíamos estar atentos a las necesidades de los otros para atenderlos con humildad y con paciencia, como queremos que nos atiendan a nosotros.Un abrazo de pablo.

  5. EOS dijo:

    Sabes lo que sucede Joan Josep?Yo creo, que la entrega y servicio por vocación, muchas veces se confunde con la palabra "sumisión" y eso engrandece al "villano" hasta el punto de creerse con el derecho de disponer.Somos tan ciegos, que nos creemos que todos han de ofrecernos "nuestros derechos", pero olvidamos algo tan sencillo como son "nuestras obligaciones", y yo en este caso, me quedo con la lección del discípulo…. servir y entregar una parte de tu tiempo, no es sumisión, sino una de las principales obligaciones que "todo ser humano" debería de tener como preferencia.Un abrazo José Luis

  6. Gloria. dijo:

    Sabes? soy malisima de la muerte ¡¡¡ vengo a dejarte una invitación para el domingo, en mi casa y a comer ( no virtual) Casi, casi es una kedada, con el fin de abrazarnos y hablar como gallinas en el gallinero ¡¡¡¡ jajajajaja Te invito de corazón, lo sabes. jajajaj Soqui y yo te dejamos una cama para hacer noche¡¡ Un beso, muy grande y…sin plumas de colores.

  7. Soqui dijo:

    Sin problemas, eso está hecho jajajajaUn besoSoqui

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s