EL ANACORETA TIENE UN SUEÑO ( O CUANDO LAS ACELGAS SE MEZCLAN CON LA MEDITACIÓN)

meditación24

 

Regresaban como todos los domingos de oír misa en la ciudad. A medio camino el Anacoreta se detuvo en un oasis, bajo una palmera. El discípulo se extrañó, porque nunca se detenían hasta llegar a la Cueva. El Anacoreta dijo:

– No puedo seguir caminando sin decirte algo.

El joven se sentó a sus pies, como hacía tantas veces para escucharle.

– Ayer hicimos un extra por la noche. En vez de comer las acelgas hervidas, las comimos fritas con aquel trozo de chorizo que nos regaló el visitante. Después de las Completas, como no me venía el sueño, me puse a meditar sobre la Liturgia de hoy…y así me quedé dormido. Entonces soñé…

Suspiró y guardó un rato de silencio:

– Soñé que era el Papa. Estaba en un gran salón del Vaticano rodeado de obispos. Ante mi un pobre hombre con un montón de libros ante él. Los obispos gritaban: ¡Excomúlgalo!¡Excomúlgalo! Hemos leído sus libros y están llenos de herejías. ¡Nosotros como miembros de la Congregación de la Doctrina de la Fe decretamos que ha de ser excolmulgado! Es la lepra dentro de la Iglesia. Se le ha de aislar. ¡Impuro!¡Impuro!

Se detuvo pensativo antes de seguir:

– Me pareció que él balbuceaba algo, pero los gritos de los que me rodeaban no me dejaban oir lo que decía. Me acerqué y le entendí claramente: “Si quieres puedes purificarme”…Los presentes seguían gritando: ¡excomúlgalo!¡excomúlgalo! A duras penas logré hacer que todos callasen. Entonces me vinieron a la boca las palabras de San Pablo: “No deis motivo de escándalo ni a judíos ni a griegos ni a la Iglesia de Dios. Como yo que intento agrador  a todos, y no busco lo que me conviene a mí, sino lo que  conviene a todos, para que se salven. Imitadme a mí como yo imito a Cristo.” Entonces, ante la espectación de todos, dije: “Sí quiero, queda puro.” Y todos se lanzaron contra mí…me insultaban…me golpeaban…destrozaban mis vestidos……..y me desperté.

Se le veía inquieto, los ojos húmedos. Luego dijo:

– Es fácil ver al leproso en los enfermos que nos rodean. Cuesta más verlo en los marginados (sobre todo si los tenemos al lado y no son una teoría), pero verlo en aquel que ve a Dios de forma diferente a la nuestra, en aquel que sigue a Cristo por un camino distinto al nuestro, en quien no logra encontrar a Dios en su vida….

Ahora lloraba ya claramente:

– ¿Por qué estamos tan ciegos? ¿Por qué despreciamos al que no piensa como nosotros? ¿Por qué no somos capaces de oir en su voz la súplica: “Si quieres puedes purificarme”, y los hundimos más en el fango y creemos que sólo pretenden atacarnos? ¿Por qué no vemos en todo hombre alguien que busca, un ser desorientado, UN HIJO DE DIOS………?

Descansaron todavía un buen rato en silencio antes de que el Anacoreta dijera:

– Perdona…perdona. Soy débil, muy débil…y daría mi vida por cada uno de los hombres que sufren por ser honestos, por vivir conforme a lo que piensan…aunque no sea lo que yo pienso…

Y se levantó para proseguir el camino…

  

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a EL ANACORETA TIENE UN SUEÑO ( O CUANDO LAS ACELGAS SE MEZCLAN CON LA MEDITACIÓN)

  1. Hari dijo:

    Porque hay quien solo quiere tener razón. Y otros que nos les importa tener o no tener la razón, solo quieren vivir aquello que sienten. Lo primero es orgullo, amor propio y lo segundo es del corazón, de los sentimientos.Un beso Joan.-Hari-Ps. ya sabía yo que esas acelgas tenían algún "misterio" jajajajajaja..más besos.

  2. amparo dijo:

    Creo que estamos llenos de miedos. El miedo nos impide abrir las puertas de nuestra casa, de nuestra vida, porque tememos encontrar otros caminos y caminantes que los transitan. ¿Y si nos despistamos de aquello que hasta ahora creíamos único? ¿Y si descubrimos que hay más posibilidades y sentimos que perdemos "seguridades"? ¿Y si hemos de acabar admitiendo que la VERDAD puede ser traída también por otros vientos?Y, muy probablemente cada uno de esos senderos diferentes conduzcan al mismo lugar.No acabamos de atrevernos a dejar las vías establecidas y a tomar otras alternativas.Quizá sea sólo eso: miedo.Un abrazo,Amparo.

  3. Imagine.. dijo:

    ..hay que seguir y practicar la religión del Amor…esa nunca te equivoca…algún día me darás a probar tus acelgas?…un beso Juanjo y que termines este bonito domingo que nos va acercando a la Cuaresma…Lola.

  4. P dijo:

    Hablando de acelgas y chorizos, no nos hace impuros lo que entra en nuestro cuerpo sino lo que sale del corazón. Estamos en el S. XXI y aún no comprendemos del todo que Dios habla para todos, puros e impuros, valientes y cobardes, sanos y enfermos… Dios no tiene favoritismos, es así de generoso con todos, y si alguna vez tiene alguna debilidad es por los marginados.Un abrazo. Pablo.

  5. Soqui dijo:

    Joan, me encantaría tener la respuesta para esas preguntas y es posible que realmente solo haya una para todas ellas, ¿no será que lo que nos ciega es nuestro ego, nuestro orgullo que nos hace creer que siempre estamos en posesión de la verdad, y que los que no piensan como nosotr@s están equivocados?¿Por qué no intentaremos ponernos más a menudo en el lugar de los otros?Seamos, honestos, vivamos de acuerdo con lo que pensamos y respetemos lo que piensan los demás, como ayer se leía en muchos espacios, lo único importante es el amor y al final es de lo que nos examinarán….Besos y felíz semanaSoqui

  6. Lucia dijo:

    OH!!! Me ha parecido precioso!!!¡Qué humildad en ambos!Claro que no hay que hacer diferencias ni separaciones, solo sentir dónde nos unimos, dónde está el nexo del que todos partimos, eso es lo importante, y cuando necesite ayuda, que todos los brazos se me extiendan y cuando mi hermano me necesite, que los míos estén prestos a abrazarle. Todos deseamos llegar a Dios, auqneu unos lo sientan más que otros mientras están encarnados en un cuerpo, que tanto nos limita, que tanto grita que no nos deja oir ni lo que dice nuestra alma.Me quedo con este sabor tan delicado.Que Dios te Bendiga, hermano.

  7. Pepi dijo:

    Preciosa historia, yo la verdad es que pienso exactamente igual que lo que dice Soqui, si nos pusiéramos más a menudo en el lugar de otros, yo creo que las cosas se verían con distintos ojos. Un abrazo.

  8. Gloria. dijo:

    Oh, me asustas, he re revisar lo que ceno pues desde hace dias yo tambien tengo pesadillas…. es el chorizo? No, me niego, el chorizo es bueno y es más, ni lo pruebo. Me gusta este anacoreta que sueña ser Papa y no escucha los gritos. Claro que al pobre se le cae el pelo. No haré un analisis de los sus sueños… simplemente me siento a su lado, junto al ciscipulo y guardare silencio.Juanjo revisa el huerto esas acelgas tienen "miajon".Un beso, para calmar esos sueños.

  9. Qart dijo:

    No somos buenos, creo yo. Tendemos a catalogar a la gente, a ponerle un cliché y listos, cada cual con el suyo. Estos los buenos, aquellos los malos. Estos los puros y ortodoxos, aquellos los malos e impuros. Y no damos tregua, no permitimos que alguien pueda arrepentirse, pedir perdón o purificación. Como dices, los hundimos aun más. Abrazos.

  10. Qart dijo:

    No somos buenos, creo yo. Tendemos a catalogar a la gente, a ponerle un cliché y listos, cada cual con el suyo. Estos los buenos, aquellos los malos. Estos los puros y ortodoxos, aquellos los malos e impuros. Y no damos tregua, no permitimos que alguien pueda arrepentirse, pedir perdón o purificación. Como dices, los hundimos aun más. Abrazos.

  11. Carmeta dijo:

    Me imagino porque has escrito esta entrada, pienso que no hay derecho a que se excumelgue a nadie siempre que se quiera hacerlo creyéndo las ideas de las personas no importan, sólo sus hechos.Cosas como estas que han ocurrido hace poquito te hacen dudarmuchas veces.Feliz lunes y gracias por ser como eres.P.D. cuidadín con las acelgasCarmen

  12. CSI dijo:

    no sabes como y cuanto te entiendo en estos momentos..desde que regrese a la vida, siempre he intentado y optado por vestirme antes con el traje ajeno que con el mio propio, por que crei y creo que solo así se puede comprender lo que ven esos ojos, piensa esa mente y hasta siente ese corazon ajeno al nuestro..yo no soy nadie para juzgar, sinceramente pienso que eso no me toca mi, a lo que a mi se refiere como resposabilidad mia,como persona y ser humano que tambien erra, es el dar siempre una oportunidad..je un beso cielo muuak

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s