EL ANACORETA Y LAS AVESTRUCES…

avestruces

 

Volvía el Anacoreta de la ciudad tras pasar una agradable velada con unas amigas (la crónica la harán ellas…), cuando se cruzó con un grupo de avestruces…Estas, al ver a los caminantes, enterraron inmediatamente la cabeza en la arena (algunas escondieron la cabeza bajo el ala). Rieron con ganas nuestros amigos al ver la estupidez de esos animales, que ahora aún estaban más indefensos ante el peligro.

El Anacoreta dijo al discípulo:

– Mira. Ocurre lo mismo cuando empleamos mal la religión y la espiritualidad. Si nos sirven para huir de la vida, para aparcar los problemas sin resolverlos, para regodearnos en nosotros mismos…., somos tan tontos como las avestruces. Toda espiritualidad que nos desconecta de la realidad, que nos aparta de la vida…..es falsa y contraproducente.

Y siguieron caminando comentando la jornada…

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a EL ANACORETA Y LAS AVESTRUCES…

  1. Imagine.. dijo:

    ..lo mismo las avestruces no quieren ver lo que se ve por el mundo y sus religiones…..Juanjo, está tó mu mal…esperemos mejore pronto….un beso de buenas noches..Lola.

  2. Jorge dijo:

    Hay muchas formas de esconder la cabeza. Otra es tener las ideas tan claras que no permitamos que nos entre la más pequeña duda. Un abrazo.

  3. Gloria. dijo:

    jajajaja dejaron el pompis para darles una patada en el. Me gusta tu forma de contarlo ¡¡¡La dudas, siempre son buenas.Besos, Juanjo

  4. Maria luisa dijo:

    En la espiritualidad, en la religión o en cualquier orden de la vida, esconder la cabeza y dejar el cuerpo expuesto,es lisa y llanamente " no querer enfrentar la realidad" no querer enterarse ni hacerse cargo de una situaciónque existe y por que da miedo, se la ignora. En una oportunidad actué como el avestruz( se trataba de una enfermedad) y cuando saqué la cabeza debajo de la tierra , pude enfrentar la realidad que me tocaba viviry resolverla con la ayuda de Dios. Un fuerte abrazo de María Luisa

  5. Montserrat dijo:

    Hi ha una gran quantitat de tribus d\’estruços pels camins de la ciutat; no sé amb quina d\’elles vau trobar-vos, però totes practiquen el mateix: amagar el cap sota l\’ala. Des de les més altes esferes fins a les classes més baixes. Negar la realitat i fer com si res, i després correu-hi tots que tres són pocs.Si moltes vegades les coses ja són complicades fent-les ben fetes, imagina\’t fent-les malament…!Una abraçada!

  6. Ana Cristina dijo:

    Estoy de acuerdo contigo, que de nada vale regocijarse en la religión, o en la espiritualidad, (razones que no entiendo). Es muy común ver individuos alimentando egos frente a sus creencias, y como el avestruz… viven ajenos a la realidad y a las necesidades humanas. ¡Qué pena me da!Besitos… Ana Cristina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s