FE Y CREENCIA

cartujo orando Al analizar la sociedad actual suele afirmarse que cada vez hay menos Fe. Y, posiblemente, no sea del todo cierto. Confundimos dos términos que normalmente han ido a la par, pero que cada vez se diferenciarán más: Fe y creencia.

La fe va ligada al conocimiento, pero es un don divino. Y se trata de un conocimiento que ni es conceptual ni simbólico. Por ello los místicos utilizan la figura literaria del oxímoron para referirse a ella. El Pseudodionisio la llamaba "rayo de tinieblas". Juan de la Cruz dice dice: "La fe, aunque le hace cierto al entendimiento, no le hace claro, sino oscuro." (Subida al Monte Carmelo, 2,6,2). La fe es noticia de Dios. No engendra certeza, sino que es un "toque" que penetra en la esencia dela alma. (Esta también es una expresión de Juan de la Cruz). Pero la oscuridad no le viene de que se contraponga a la razón sino de que es una verdad, cierta y sin forma, que se capta íntimamente aunque no se pueda demostrar.

La creencia es la adhesión incondicional a formas y formulaciones que se consideran reveladas por Dios mismo. Eso las hace intocables. Y aunque parezca mentira, las creencias no son religiosas, aunque se hayan asociado a la religión y sobrepuesto a ella, sino un producto de la sociedad. Las creencias unían la sociedad, la articulaban y la defendían de las otras sociedades.

Durante siglos las sociedades han sido estáticas, defensoras de su cultura como forma de cohesión, han propiciado la confusión entre religión y creencias.  Por eso durante siglos fe y creencia han tenido que ir unidas, porque lo que buscaba la sociedad era inposibilitar el cambio.

Pero en una sociedad dinámica, en la que hay que vivir de la innovación y el cambio contínuo, esta asociación ya no es posible.

"En las sociedades preindustriales, que eran estáticas, y en las sociedades de la primera revolución industrial, que eran mixtas y que, a pesar de su movimiento, continuaban interpretándose como estáticas, la vida se articulaba y se vivía desde las creencias.(…) En la nueva situación cultural, el de las sociedades de conocimiento, de innovación y cambio contínuo, el camino tendrá que hacerse sin creencias" ("La espiritualidad después de las religiones, M Corbí y otros autores, Fun.Vidal y Barraquer, Barcelona).

El tema es vidrioso. Porque el camino es el de la Fe vivida como experiencia y el respeto a la Fe de los otros. Lo cual puede hacernos caer en el relativismo: todo vale, que acaba siendo, que nada vale.

Lo que es cierto es que en una sociedad global como la nuestra  las tradiciones religiosas no deberían generar enfrentamientos, desencuentros, menosprecios mútuos. Desgraciadamente los fundamentalismos de todos los colores hacen todo lo posible para enfrentarnos. Y de lo que se trata es de , sin abandonar nuestra Fe, que es nuestra verdad, repetar la Fe de los otros que es su verdad. Porque nadie tiene la Verdad absoluta y todos podemos aprender de todos.

About these ads
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a FE Y CREENCIA

  1. leo dijo:

    Es por estos motivos, el rechazo y el temor a alienarse el porque algunos dejamos la religión de lado, por simple temor o incluso por dejar de lado algo que puede hacerte daño, a veces desconcertarte, pero aun así, sabemos que algo hay, eso es imposible negarlo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s